martes, 24 de enero de 2012

Pequeña luz

Tumblr_ly9wdptyt11qea223o1_500_large

Y ese día se había cumplido un año desde que sus padres murieron en algún lugar de la selva Brasileña en una de sus tantas estúpidas aventuras. Ellos eran así, les gustaba explorar, y es de donde Sawyer sacó sus ganas de curiosear por todos lados.

Pero la habían dejado sola, nunca les perdonaría eso. Pusieron sus ganas de conocer las maravillas del mundo antes de criar a su hija de sólo doce años. Ella aún seguía dolida por eso, pero poco a poco se dio cuenta que no podía crecer con ese sentimiento. Se fue adecuando a las circunstancias.

Ahora vivía con una tía abuela que nunca había visto antes. Mala suerte, ambos de sus padres eran hijos únicos. Estaba sola.

Pero el día del aniversario de la muerte de Christine y Kyle Parker, una pequeña luz la hizo volver a sonreír. Chewy. No sabía como había llegado hasta la casa de su tía abuela, porque literalmente vivían al medio de la nada; árboles de izquierda a derecha, por donde mirases. Pero ahí estaba él, con la lengua afuera y su enroscada colita moviéndose de un lado a otro.

No se olvidaría de ese día; en donde conoció a su compañero de aventuras, su pañuelo de lágrimas y protector.

2 comentarios:

  1. Aiiii, me ha llegado al alma. No sé por qué, pero lo ha hecho.
    Precioso.

    Un beso

    ResponderEliminar